Tomahawk a la sal

El protagonista de la receta de hoy es un enorme Tomahawk/Cowboy/Ribeye con hueso de casi dos pulgadas y un kilo de peso cocinado ”a la sal” dentro de la parrilla y sellado a las brasas.

La carne naturalmente suave de este corte más la cocción tipo horno resultan en una gran experiencia carnívora…jugosa y deliciosa.

Acompañado de guacamole casero.

Porque se llama Tomahawk?

El corte inglés, consiste en limpiar bien el hueso, retirando con un cuchillo para deshuesar una capa de grasa, membrana y hasta un poco de carne, el fin de todo esto es hacer que el hueso quede totalmente expuesto para darle la característica forma de Tomahawk.

 

Preparando la carne para asar

Se sazona con pimienta negra y romero para darle mejor sabor y después 500 gramos de sal en grano con un poco de agua para generar una pasta.

En una bandeja se va formando la costra con la sal que preparamos y se va cubriendo todo el corte, cuando el asador esté bien caliente ponemos la carne y lo tapamos.

Después de 30 o 35 minutos aprox, estará listo, después retiramos la costra de sal y el exceso de la misma de la carne.

No importa que uses las manos.

Después regresa al asador para la última sellada y quede bien doradita por fuera que es como nos gusta.

2 o 3 minutos por lado, y después reposar por mínimo 10 minutos bien tapada para que no se vaya a enfriar.

Quedaría en término medio y deliciosa!

si gustas la puedes acompañar de una cerveza bien fría, disfrútala y saborea este experiencia al paladar.   

Deja un comentario